EnglishFrenchSpanish

Categorías
Defensa Criminal Abogado de Lesiones

¿Qué es la negligencia criminal?

¿Cuándo un crimen no es realmente un crimen? Todo se reduce a la intención.

Están los crímenes deliberados, aquellos cometidos con premeditación y con fines nefastos. También están los crímenes aparentes que resultan de actos no intencionales, pero estos no son delitos en absoluto. Sin embargo, ¿qué pasa con la tercera variedad, los delitos que resultan de acciones que no fueron de naturaleza accidental ni intencional, sino que califican como imprudentes o negligentes? ¿Estos cuentan como delitos o son algo más?

Negligencia Civil Versus Criminal

No todos los actos negligentes o imprudentes conducirán inevitablemente al daño de otra persona. Sin embargo, cuando lo hace, esa negligencia podría interpretarse como civil o penal. La ley define la negligencia civil como el hecho de que una persona no cumpla con los estándares razonables de conducta que cualquier persona pensante debería seguir en una situación comparable. El daño resultante puede dejar a la persona negligente en peligro de ser demandado en la corte civil por el que ha sufrido el daño.

Sin embargo, la persona imprudente no habrá cometido un acto de negligencia criminal a menos que él o ella:

  • Se comportó de una manera que se desvió gravemente de la de un individuo razonable.
  • Mostró una indiferencia a las posibles consecuencias de sus acciones.
  • Evidenciado una clara falta de respeto por la vida o la seguridad humana.
  • Participar en un comportamiento de carácter grosero, agravado o culposo.

En última instancia, la persona criminalmente negligente será aquella cuya conducta no siga los estándares a los que cualquier persona razonable se adherirá en una situación análoga. Los ejemplos de comportamiento criminalmente negligente pueden incluir:

  • Conducir de manera peligrosa e irresponsable.
  • Disparando a las ardillas en un parque público.
  • Exponer a un menor a una situación peligrosa y potencialmente mortal.
  • Almacenar una sustancia venenosa en una botella de refresco.
  • Dejar a un niño en un automóvil estacionado bajo llave.

La conducta criminalmente negligente generalmente implicará comportarse con una indiferencia a sabiendas de los riesgos involucrados o un completo desconocimiento de ellos.

Cargos de negligencia criminal

El concepto de negligencia surgirá con más frecuencia en los casos civiles que en los penales. Sin embargo, se elevará al nivel penal si el perpetrador se ha comportado de manera imprudente o negligente con la comprensión de que sus acciones podrían resultar en daños graves o la muerte de otra persona. Por lo tanto, las instancias legales de delitos negligentes incluyen los conceptos de:

  • Homicidio por negligencia criminal. Estos cargos surgirán cuando la negligencia de una persona resulte en la muerte de otra. Se considera un delito menor que el asesinato en primer o segundo grado, y sus sentencias para la parte culpable se comparan más estrechamente con las de homicidio involuntario. En algunos estados, una persona que mata a otra mientras conduce bajo la influencia o envía mensajes de texto al volante puede enfrentar cargos de homicidio por negligencia criminal. Para probar el cargo, la acusación debe probar solo que el acusado debería haber sabido del posible resultado.
  • Homicidio por negligencia criminal. Los cargos de esta naturaleza pueden surgir cuando la muerte de alguien resulta del incumplimiento por parte de otro de un deber esperado. Un salvavidas que no se da cuenta de que un hombre se está ahogando o un médico que accidentalmente desconecta el soporte vital de un paciente podría ser retenido con este tipo de cargo. Para ser declarado culpable, el acusado debe haber incumplido el deber de salvar una vida. Un profesional médico tendrá este deber, pero un ciudadano común no.
  • Poner en peligro negligentemente a un menor. Cualquier actividad que exponga a un niño a posibles lesiones corporales, deterioro o muerte, ya sea deliberadamente o por no implementar las precauciones de seguridad requeridas, será satisfactoria. Cualquier padre o cuidador mental y físicamente capaz que descuide las necesidades de un niño podría estar sujeto a enjuiciamiento por negligencia en el peligro.

Sanciones por negligencia criminal

Las repercusiones de un hallazgo de negligencia criminal variarán de acuerdo con la gravedad del daño resultante. Sin embargo, dado que la mayoría de estos casos involucran la muerte o daños graves a otra persona, la sentencia normalmente implicará una pena de prisión que oscilará entre 10 y 14 años.

Por otro lado, la negligencia criminal no siempre puede equivaler a un delito procesable. Si el demandado puede probar que el accidente o la muerte ocurrió a pesar de sus mejores y honestos intentos de tomar todas las precauciones posibles, los tribunales pueden declarar que no es responsable. Lo mismo puede ser cierto si el acusado en cuestión carece de la capacidad para funcionar al mismo nivel que uno esperaría de una persona con habilidades más normales. Esto es particularmente aplicable en los casos en que la capacidad mental del acusado podría estar en grave duda.

Los cargos por negligencia criminal nunca son motivo de risa. Si se encuentra frente a ellos, la asistencia legal es imprescindible. Para una consulta gratuita y la oportunidad de una representación experta, comuníquese hoy con los abogados defensores de Weiner Law Group.