EnglishFrenchSpanish

Categorías
Defensa Criminal

¿Puede la policía verificar mis cuentas de redes sociales?

Cuentas de Redes Sociales Caso Penal¿Qué significa más para ti, tu libertad o tus amigos? ¿Qué pasa si esos "amigos" incluyen los cientos que ha recopilado en las redes sociales, algunos de los cuales nunca ha conocido y probablemente nunca conocerá? Si está involucrado en un caso criminal o está bajo investigación policial, es posible que esté a punto de cambiar de opinión con respecto a su uso de Facebook, Twitter e Instagram. Puede que no parezca importante en ese momento, pero como le dirá cualquier abogado defensor penal que se precie, el uso frívolo de las redes sociales puede amenazar su seguridad personal y diezmar su capacidad para montar una defensa creíble.

Cómo utilizan las fuerzas del orden las redes sociales

Es un fenómeno único y moderno. Con el ascenso meteórico de sitios de redes sociales tan populares como Facebook, Pinterest, Instagram y otros, los departamentos de policía de todo el país dependen cada vez más de la ayuda de las fotos publicadas por los usuarios y los tweets de Twitter para frustrar actividades ilegales y descubrir evidencia criminal. Los algoritmos cuidadosamente diseñados facilitan esta investigación, y para cualquier persona que tema una investigación criminal, pueden poner las cosas inquietantemente calientes.

Esto se debe a que las fuerzas del orden de todo el mundo han llegado a apreciar rápidamente el valor de las redes sociales como dispositivo para resolver delitos. Lo que comenzó en una escala limitada con la alguna vez popular plataforma MySpace floreció agresivamente en los años posteriores al lanzamiento de Facebook. Para el año 2013, más 80% de los departamentos de policía encuestados informaron que las redes sociales ayudaron a resolver delitos en su jurisdicción.

Esto debería servir como una seria advertencia para cualquier persona que haya violado la ley e inspirar una mirada más cercana a la seguridad inherente de los sitios que han llegado a amar.

Las redes sociales y su caso penal

Antes del surgimiento de las redes sociales en línea, las fuerzas del orden daban mucha importancia a la información recopilada por el policía del vecindario en el camino. La interacción personal con los residentes locales y los dueños de negocios los mantuvo informados sobre los malhechores conocidos y los posibles delitos en ciernes. Con el auge de la tecnología moderna, estos métodos abiertos y francos han dado paso cada vez más a técnicas de moda que algunos consideran injustas y encubiertas.

Muchos distritos policiales de hoy no ven nada malo en abrir cuentas ficticias de redes sociales con el único propósito de monitorear el status quo de un vecindario. Dado que gran parte de lo que solía ocurrir en la calle ahora ocurre en línea, los miembros de las fuerzas del orden pueden sentir fácilmente que los métodos cara a cara ya no son suficientes para ayudarlos a saber lo que realmente está sucediendo.

El hecho de que la práctica conduzca rutinariamente a redadas productivas y arrestos posteriores solo le otorga legitimidad. Cuando la información recopilada de esta manera puede servir legítimamente como evidencia en un caso penal, puede estar seguro de que la práctica del "perfil de redes sociales falso" no desaparecerá en el corto plazo.

Cómo Facebook, Instagram, Twitter y más ayudan a predecir el crimen

La policía ha confiado durante mucho tiempo en herramientas tecnológicas modernas para mapear los puntos críticos donde es probable que ocurran delitos. Algunas de estas aplicaciones, en particular la valiosa predpol, restringen su actividad de recopilación de datos a un análisis puro de datos históricos sin intentar ingresar al ámbito social en línea.

Sin embargo, otras aplicaciones no tienen reparos en hacer una copia de seguridad de los datos históricos con cosas que han descubierto en línea. A través de una minuciosa extracción de mensajes públicos y tuits, llegan a identificar patrones de expresión y lengua vernácula de uso común por parte de miembros conocidos de las diversas culturas dispares de las redes sociales. Cuando se utilizan como criterios de búsqueda en sus algoritmos, ciertas opciones de palabras únicas permiten a la policía identificar a los posibles delincuentes en función de su estilo de expresión.

Si esto te suena a perfilado, tienes razón. El método se basa en la idea de culpabilidad por asociación y la suposición de que la persona que recibe un tweet de un delincuente conocido debe ser igualmente culpable. Tales hipótesis son injustas y perjudiciales. También podrían dar lugar a programas de vigilancia injustificados que, por su naturaleza, infrinjan la privacidad de un objetivo. derechos constitucionales.

Las redes sociales y su caso penal

Los departamentos de policía y los detectives que usan aplicaciones de redes sociales como herramientas de investigación lo hacen por varias razones. Dependiendo de las circunstancias, podrían estar tratando de:

  • Recolectar evidencia para uso en la corte.
  • Asegurar causa probable para obtener una orden de registro.
  • Descubra la ubicación de un sospechoso.
  • Identificar a los delincuentes y sus redes.
  • Descubrir indicios de actividad delictiva planificada.

Al investigar las redes sociales, la policía moderna puede ser incansable en sus esfuerzos. Desafortunadamente, la mayoría de la gente no es consciente de esto. Cuando publican en sus redes sociales, piensan poco en las posibles ramificaciones y no consideran el alcance investigativo de las fuerzas del orden público.

La policía, por su parte, señalará con orgullo su éxito en el uso de las redes sociales al capturar a malhechores como:

  • La mujer de Oklahoma que usó su cuenta para vender a sus hijos.
  • El adolescente que hizo alarde de los detalles de su atropello y fuga por DUI.
  • El ladrón de joyas que publicó fotos de su escapada.
  • La pandilla de Brooklyn que planeó las próximas travesuras en línea.

Además de utilizar sus cuentas sociales para que les ayuden a atrapar a los malos, los miembros de las fuerzas del orden los emplean de forma rutinaria en esfuerzos de divulgación comunitaria. Es una manera fácil de transmitir información, emitir advertencias, publicar fotos policiales y pedir consejos a sus seguidores.

Cómo puede proteger su privacidad

La gran mayoría de las personas que usan las redes sociales lo hacen sin pensar en la importancia o la vida útil potencial de los artículos que publican, les dan "me gusta" y comparten con abandono. Sin embargo, para el tema de una investigación policial, el comentario, la broma, el tuit o el video que parece tan inocente a primera vista puede cobrar vida propia rápidamente. Si está involucrado en un caso criminal, debe tener cuidado de:

  • Manténgase alejado de twittear en vivo. El mundo no tiene que saber dónde estás, hacia dónde te diriges y qué planeas hacer cuando llegues allí.
  • Piense antes de publicar. Esa llamativa imagen de su AK47 podría provocar un brillo alegre en los ojos de las fuerzas del orden.
  • Trate de no publicar su propio nombre completo o el de sus amigos y familiares. Cuando abra nuevas cuentas, considere usar un alias o escribir mal su nombre a propósito.
  • Cuidado con lo que eliges compartir. Tus retweets pueden decir mucho.
  • Evite publicar la dirección postal de su lugar de trabajo, su casa o su lugar de reunión.
  • Antes de subir fotos personales, recorta cualquier señalización que indique tu ubicación.
  • No seas “amigo” de nadie solo porque te lo pida. La policía utiliza habitualmente esta táctica para escudriñar tu vida privada.
  • Nunca, bajo ninguna circunstancia, publique videos de usted mismo en o cerca de la escena del crimen. Si bien cosas como esta pueden impresionar a tus amigos, podrían significar problemas legales para ti.

Cualquiera que use las redes sociales debe tener en cuenta que, en lo que respecta a la privacidad personal, el término "sitio seguro" rara vez se aplicará. Una vez que su información esté en línea, es probable que permanezca allí durante mucho, mucho tiempo. Si actualmente está en libertad condicional, bajo investigación o involucrado en litigios de cualquier tipo, puede ser mejor cerrar sus cuentas por completo.

No permita que las redes sociales obstaculicen su caso penal

Las redes sociales son geniales para muchas cosas. Es probable que nunca hayas tenido tantos amigos en tu vida. Sin embargo, si su privacidad significa algo, es importante darse cuenta de la facilidad con la que las cosas en sus cuentas pueden reaparecer para atormentarlo. Si actualmente está involucrado en un caso criminal, es posible que desee hacerse un favor y tomarse un descanso de la escena de las redes sociales por completo.

Los abogados de defensa criminal de Weiner Law Group están familiarizados con los peligros de las prácticas descuidadas en las redes sociales. Si cree que se ha puesto en peligro o dañado su reputación de esta manera, uno de nuestros abogados estará encantado de asesorarlo. Llámenos al 702-202-0500 hoy para una consulta sin compromiso.